La terapia

La Terapia Cognitivo-Conductual, se compone de una serie de técnicas y estrategias psicológicas probadas científicamente con las que el psicólogo ayuda a la persona a entender, manejar y solucionar el problema responsable de su sufrimiento. Un psicólogo Cognitivo-Conductual es un experto en aprender y desaprender. Es un entrenador y la terapia es un proceso de entrenamiento o reaprendizaje donde se elimina el resultado de malas experiencias.

La Terapia Cognitivo-Conductual se centra en las dos partes que puede tener el problema psicológico:

  1. La parte Cognitiva: terapia para el cambio de pensamientos a través de la discusión cognitiva, autoinstrucciones… Se trataría de sustituir esos pensamientos por otros más saludables.
  2. La parte Conductual: terapia para el cambio de comportamientos a través de herramientas como la exposición, relajación…

Fases de la Terapia:

  1. Fase de Evaluación: Es cuando el cliente llega a consulta. Aquí el psicólogo evalúa que es lo que le pasa, desde cuando, en que situaciones… Esta fase es muy importante porque es la que da toda la información del caso e  indica qué tipo de entrenamiento se llevará a cabo.
  2. Fase de Hipótesis: Tras darnos toda la información necesaria, le explicaré porque creo que ha empezado a ocurrirle y porque continúa.
  3. Fase de tratamiento o intervención, lo que hace le psicólogo es entrenarte, cada vez que vayas a terapia aprenderás algo nuevo y debes practicarlo en casa (tareas).
  4. Fase de seguimiento: Cuando ya ha aprendido las técnicas  (perfeccionamiento).

 

Duración de las sesiones es de aproximadamente una hora.

 

Frecuencia de las sesiones:

Una sesión semanal durante las tres primeras fases anteriormente comentadas y cuando el cliente se encuentra en la fase de seguimiento pasará a ser quincenal, mensual… hasta que ya no tendrá que seguir viniendo.